Playa

IMG_7483

Cuando nos despedimos de la playa el pecho se encoge y el aliento se entrecorta. Cómo la despedida nerviosa con una amiga que decide marchar a Londres a buscar mejor suerte.

Y cómo robots con pilas nos movemos esperando el nuevo sol, con la esperanza de algún día llenar de nuevo de aire puro los pulmones. Y coger fuerzas para caminar de nuevo bajo la lluvia. Bajo la heladora caricia de los días. Bajo la sombra gris del gran reloj que con precisión marca la salida.

Porque cuando vivimos en bañador, se convierte la juventud en aliada. La juventud deja de tener edad, para siempre. Porque lo sientes en tu piel. Una piel morena, sensual.  Una piel libre, donde la camiseta es un mero  trapo de quitar el polvo. Y el sol dibuja las líneas de expresión de tus ojos.

Cuando decimos adiós con la mano al vaivén de las olas, nos despedimos también de  la arena de la playa en los pies. De la brisa del mar.

De las noches infinitas bajo las estrellas. Del fuego ardiente de aquel amor de verano. Del sudor de las miradas, de los cuerpos que se mecen como un balancín oxidado sin rumbo.

Y adoptamos como compañera a la rutina.

Anuncios

¡Viaje Sorpresa! ¿Te atreves?

Redhead girl with suitcase at outdoor.

Internet nunca para. Las modas van y vienen a un ritmo frenético; en ocasiones no nos damos ni cuenta de las nuevas tendencias, ya que el bombardeo de estímulos es constante.

Y es lo que me ha sucedido a mi hoy al darme cuenta de que existe una nueva moda de viaje en internet que está muy a la alza! Son los viajes sorpresa. He encontrado 3 plataformas diferentes, con precios muy semejantes que ya los están promocionando. Básicamente, por un razonable precio de 150€ por personas te mandan a una ciudad europea por sorpresa durante tres días; el destino lo descubres varios días antes de viajar. Ciudades como Venecia, Londres, Praga, París o Barcelona. Las plataformas son Ulyseo, Waynabox y Groupon. Existen algunas pequeñas variaciones entre ellas, por ejemplo, en Ulyseo, puedes decir algunas ciudades en las cuales NO estas interesado, aún que las opciones de desechar una ciudad son reducidas, para no perder el aliciente sorpresa de la aventura.

Ahora que estamos en época navideña puede ser un bonito regalo para un familiar o tú pareja, y lo bueno es que no tendrás que buscar hoteles, vuelos, etc. simplemente estar preparado para disfrutar de la experiencia. Que te parece? Te atreves a viajar por sorpresa?