Niñas con pene y niños con vulva

 

1484059769_220032_1484060377_noticia_normal

 

No voy a decir su nombre. No porque les tenga yo ningún miedo, sino porque no se merecen ni una línea. Llevamos  varias horas hablado de esos descerebrados en las Redes Sociales, en Noticieros  Prime Time y conversaciones en casa o con amigos.

Este colectivo ha lanzado un autobús por las calles de España con un lema en contra de la libertad sexual de los niños y niñas de este país. Y en particular contra uno de los colectivos más vulnerables que existen; los y las menores transexuales.

El lema es ofensivo y cavernícola como ya todos sabemos, y según acabo de mirar en Change.org existe una campaña que pide su retirada con más de 70.000 firmas (Por supuesto, he participado, y animo a todo el mundo a hacerlo) Esta misma mañana autoridades políticas de Madrid y organizaciones sociales han puesto el asunto en manos de fiscalía; para poder evaluar si estas personas han cometido un delito de incitación al odio y retirar el vehículo de la vía pública.

Entre todo el barullo mediático, ha habido un político que ha dicho unas palabras en la televisión que me han parecido muy acertadas y  las quiero compartir hoy aquí. Ha sido algo así como:

– Escuchemos a esos padres y madres que sufren y aman a sus hijos cada día. Que tienen miedo, que ríen, que lloran y luchan por la libertad. Las personas que descalifican a los demás no se merecen más de un segundo en la escena pública; demos voz a los gurreros y guerreras que luchan por la felicidad de sus hijos y los quieren tal y como son.

Demos voz a asociaciones como https://chrysallis.org.es/ , los cuales sigo y admiro desde hace años. Padres y madres que realizan una labor incansable para mejorar la calidad de vida de sus hijos y la de todos, luchando contra la discriminación, el odio y la ignorancia.

La asociación cuenta con recursos, información, campañas, etc. para la visibilidad de estos chavales y para la aceptación social. Aquí adjunto uno de sus vídeos más conocidos, pero en su canal de YouTube o en su Web podéis encontrar mucha más información.

 

 

 

 

Anuncios

Moraleja de pueblo

Hola a todos!

Hoy os traigo una pequeña anécdota personal con un poquito de moraleja, de la cual estoy muy contento! Feliz por el resultado final, de cómo terminó una historia, que todos vaticinaron de fracaso desde el principio.

Todo comenzó cuando me mudé hace unos meses de la gran ciudad de London (Londres de mis amores!) a mi pequeño y muy querido pueblito de Cheste, Valencia, en el cual nací y crecí; dónde hoy residen mi familia y amigos.

Mientras transitaba hacía mi nueva vida en América me instalé allí. Debido a que la situación era un poco especial, decidí mientras esperaba el momento de partir rellenar mi tiempo con actividades varias. Lo primero que hice fue apuntarme al gym, por supuesto. Y más tarde me topé con las actividades de la Escuela Para Adultos, y allá que me apunté a restauración de muebles con un montón de señoras y señores que me triplicaban la edad! pero con un humor estupendo! Y una alegría que podían hacer reír al más deprimido del mundo. El caso es que me hice con una mesita vieja de casa de mi abuela, y me lancé a la aventura.

Por el camino escuché todo tipo de comentarios: te vas a aburrir, no va a haber nadie de tu edad, la gente mayor es un coñazo, no vas  a aprender nada, etc. Y yo asustado pensé:

Bueno, no pasa nada. Si no me gusta pues no estoy obligado a ir. Voy, pruebo unos días, y ya decido

He estado con ellos 5 meses, hasta dos semanas antes de volver a partir del pueblo, y la experiencia ha sido una maravilla! La profes es súper divertida y comprensiva; y los compañeros son abuelitos con nietos, pero parecen mucho más jóvenes que algunos adolescentes que conozco. Sin juicio, sin prisas, ayudándonos unos a otros y con mucha alegría trabajábamos cada jueves en el taller. Me despedí de ellos con mucho dolor de corazón porque son maravillosos! Y este fue el resultado final de mi trabajo:

1- Moraleja: No juzgues.

2: Mesita restaurada.

ANTES:

16806680_10212384288266562_6741744881360421942_n

 

DESPUÉS:
16729072_10212384285706498_590521158605200405_n

 

Adolescentes y verano. Riesgo de excesos.

image

 

Hoy se me ha occurrido esta entrada mientras corría por el parque justo antes de la hora de la comida. Para mi sorpresa, habían montado un escenario inmenso delante de mis narices sin yo enterarme, por que el parque está justo a una manzana de mi pequeño hogar. Lo llamativo de la cuestión ha sido ver esa enorme cola de adolescentes esperando su turno para entrar al concierto. La mayoría estaba ebria sí. Y el panorama era cuanto menos desolador.

Mientras continuaba mi pequeña maratón particular me he preguntado cuantos festivales, conciertos, fiestas populares y eventos lúdico festivos se producen en la época de verano en España. Todo esto sin contar con las zonas de playa como Benidorm o Salou que son un ‘no parar’ de vomitonas nocturnas. Deben haber miles de eventos. Y como ello, miles de jóvenes y adolescentes dispuestos a pasarlo en grande, cosa que me parece lógica y normal. El descanso de verano es bien merecido para todos. De repente, ha llegado a mi mente el ‘Callejeros Sexo Juvenil ‘ donde se podían ver imágenes de sexo explícito de adolescentes en la playa tras los conciertos. Cosa que me parece causa del alcohol y las drogas, pero que al final del camino, lo más preocupante es la falta de conciencia y protección en la propia relación sexual, más que lo público del asunto.

Con todo ello, quiero decir, que la fiesta está muy bien! Y está para uno divertirse, pero que hay controlar los excesos, desde casa y desde la más básica educación primaria. Que el amor, está para vivirlo, pero sin riesgos, con completa seguridad y conciencia. Que el verano es una época maravillosa, pero tampoco hay que despreocupar el estudiar un rato, hacer deporte y alguna actividad educativa de vez en cuando. Que los viajes culturales son una gran alternativa al botellón y nos hacen crecer en todos los aspectos, museos, exposiciones, parques temáticos, parques acuáticos, multiaventura, etc. Son algunas de las cosas de las que se pueden disfrutar al margen del alcohol.

 

Existen muchos tipos de familias

En primer lugar, disculpen la demora. Soy consciente de que llevo varias semanas sin actualizar el blog. Y eso no me gusta nada. No es que no tenga temas de los que hablar o ganas de escribir, simplemente he estado tan a ocupado estos últimos días que no he podido pararme un rato por estos lares. Disculpas realizadas y aceptadas por los lectores, hoy quiero hablar del tema de moda.

Todos hablando de lo mismo, que maravilla! Pienso cada mañana cuando veo vuestras caras de arco iris en los perfiles de Facebook. Todos son muy gayfriendly. Porque la temática lgtb está tras la legalización del matrimonio gay en EEUU en boca de todos. El Orgullo en Madrid de este año ha sido el más largo y numeroso de la historia, cosa que alabo y que agradecemos al nuevo Ayuntamiento de la capital. Los avances están siendo grandes, tras años de horror, lucha, discriminación y miedo; pero a mi me gustaría lanzar una voz por aquellos que no la tienen, o que son poco escuchados. Nuestros niños y niñas. Me gustaría que desde los colegios, las familias y las áreas de socialización primaria, así como las instituciones,  se diese mucha más importancia a la diversidad afectivo sexual, que creciesen nuestros menores sin complejos, sin miedos y sin dudas. Que la transexualidad sea parte de la vida en las aulas, que no se discrimine a una niña por jugar al fútbol y que los jóvenes puedan cogerse de la mano en el pasillo sin miedo. Es una cuestión de esfuerzo por parte de todos los que formamos parte de los procesos educativos, de querer darle la mano a la igualdad, y de crear una sociedad viva, despierta y crítica. Porque esto no sólo va de amor, también va de respeto y de tolerancia.

Creo que aún nos queda mucho por hacer. Aprovechemos esta ola de visibilidad para educar en la diversidad, para quitar los tapujos y hablar con nuestros jóvenes con normalidad. Las condiciones las ponemos nosotros. Y en nuestra mano está dar el salto. Tras 10 años de ley igualitaria en España, todavía seguimos luchando. No me voy sin dar las gracias desde aquí, a Pedro Zerolo, por su lucha y por su valentía.

Ladrillera de profesión

 

1434034754_915777_1434036993_sumario_normal

Casi siempre necesitamos algo realmente llamativo para abrir los ojos, para que una noticia nos sorprenda, y sea esa misma historia la que nos permita navegar en lo diferente, lo desconocido, de lo que no se habla, lo que esta al otro lado.

Priya, de 8 años de edad, Delhi (India) es ladrillera de profesión desde hace cinco años. Así lo relata en su perfil de Linkedin. Formación academica=Ninguna. Evidentemente, el caso se ha hecho vial en cuestión de pocos días. Sorprendidos a dejados a todos en la red esta campaña creada por la ONG Naya Nagar la cual ha conseguido sacar a la luz pública uno de los temas a nivel internacional de los que pocos se habla, el trabajo infantil, la explotación y la falta de educación que sufren miles de niños en el mundo. La historia de Priya es el refeljo  de 168 millones de niños de 5 a 14 años en el mundo según las estimaciones más recientes de la Organización Internacional del Trabajo en el año 2015; datos que deberían sacar los colores a en primer lugar, la comunidad internacional y las altas instituciones internacionales, y en segundo lugar a los países  que permiten la perpetuidad de esta barbarie y que a sabiendas de la situación miran hacia otro lado.

Porque debería ser intolerable arrebatarle la infancia a un niño y  privarle de todo lo que sea necesario para su máximo desarrollo.

Je Suis Calisthenics

 

Lo bueno de vivir en una ciudad inmensa es que en numerosas ocasiones te ves rodeado de gente que lleva a cabo proyectos maravillosos, con filosofías de vida que ni siquiera sabes que existen. Esto me sucedió hace unos días.

Una reunión totalmente al uso en el trabajo, aparecen dos jovencísimos emprendedores  que querían información sobre nuestra organización. Tal vez para colaboraciones futuras. Al finalizar la reunión me cuentan que están llevando a cabo un proyecto en Casablanca (Marruecos) sobre actividades comunitarias bajo la filosofía de la Calistenia. Me quedo atónito. Pocas veces alguien me deja ojiplático. Pregunto sobre el proyecto y lo que escucho me gusta. La Calistenia es un estilo de vida basado en actividades deportivas que provienen de disciplinas como el parkour o el arte circense, se trata de observar el contexto, los objetos, las diferentes situaciones y realidades sociales a través de movimientos acrobáticos, pasos de bailes y saltos. La calistenia se basa en dos elementos, una base deportiva y la interpretación de las cosas bajo la óptica de la superación, el esfuerzo y la disciplina aumentando de dificultad movimientos y acrobacias.  Es como todo movimiento subcultural un arte en sí mismo, por lo que podemos encontrar gente que práctica este estilo de vida tanto en Marruecos como en las favelas de Río de Janeiro. El proyecto está enfocado  para grupos de jóvenes y adolescentes en riesgo de exclusión social, siendo la autodisciplina una de las características más importantes, lo que permite a los adolescentes aumentar sus destrezas en esta fase del desarrollo, así como un camino hacia donde enfocarse, seguir luchando, trabajando duro, evitando posibles situaciones de riesgo que en ocasiones podemos encontrar en las calles de ciudades como Casablanca (drogas, peleas, robos, bandas,etc.) y una posible vía futura en el ámbito laboral profesionalizando la fase de aprendizaje. Durante el tiempo que duró el proyecto también realizaron actividades lúdicas como juegos, cenas, etc. y actividades deportivas con índole reivindicativo como una carrera solidaria.Otra cosa que me encantó fue la combinación con las redes sociales, de las cuales formaron parte todos los miembros del grupo ‘Je Suis Calisthenics’ compartiendo fotos, vídeos, opiniones, etc. y dando visibilidad tanto a los problemas de la comunidad como al proyecto.

Como podéis imaginar, el proyecto me enganchó desde es principio y por eso les dedicó esta entrada. Actualmente no se cierran puertas y sueñan con recorrer el mundo creando grupos de Calisthenics por todo el mundo; también están escribiendo un libro y documentando toda su experiencia en  ‘Journey to the blue city’   Desde aquí les deseo mucho exito, y ojalá puedan llevar su proyecto a todos los lugares que deseen.

Adolescencia huida

image

 

Hoy se han encontrado muchísimos pensamientos en mi mente. Decidí hacer la labor menos pesada primero, fregar los platos e ir así subiendo de intensidad. Como en el deporte, desde el calentamiento hasta la ducha.

Yo tenía claro mi objetivo, cuando he empezado el partido, pero casi sin darme cuenta había cambiado de deporte a mitad de juego, me he puesto ha hurgar en la herida de los recuerdos. He dado un salto como de diez años más o menos. Tal vez sea hora de airear las sábanas viejas. En el pasado he encontrado el horrible recuerdo de la desazón adolescente. Ese tedioso momento en el que el mundo es tu enemigo. Sólo en medio de la batalla contra los granos, los libros de texto, las normas y la aceptación social. La verdad, que ahora me río, pero en aquel entonces… Que esfuerzo costaba todo! ‘Poner buena cara cuando quieres escupirles a la cara’ Y esos mequetrefes de los maestros, que no entienden nada! Sólo saben de libros y teorías…  Y ahora, cuánto los admiro.

¿Esto es así para siempre? ¿O es como una larga gripe de sentimientos? Se pasa señores. Y se aprende, se crece y se recuerda con la más picarona de las sonrisas!

Con esta pequeña reflexión, quiero animar a los chicos y chicas que luchan cientos de batallas al día a que trabajen duro, que todo esfuerzo tiene su recompensa! Y que vendrán muchas más guerras, más duras y que deberán encajar con madurez y valentía. Que disfruten de esa juventud alocada que nunca vuelve, pero que lo hagan con seguridad y sin riesgos. Y a los padres, que tanto sufren los daños colindantes, que sean pacientes, que todo llega y todo pasa. Que dejen espacio a los que se incorporan a las relaciones adultas, que valoren las palabras de sus hijos y que hablen, que dialoguen, que escuchen; y en la medida de lo posible, que aconsejen a estos por el buen camino hacia un desarrollo pleno de sus capacidades y su potencial.