Camino a la ciudad

cropped-cropped-portada

 

Con la certeza de que esta sería la última vez, decidió estirar su mano frente al espejo y sentirse. Por primera vez en mucho tiempo. El cristal frío y sucio reflejaba cada latido de su corazón.

Retiró su mano y se buscó la cara. Sólo encontró ira.

Se aplastó las tetas como si de dos estropajos viejos se tratasen. Se buscó como sólo una madre puede buscar a su hijo perdido; con la desesperación y el anhelo de que todo pasará pronto. Y  palpó el cuerpo que jamás volverían a ver.

No dolió.

Frente al espejo, inmóvil pero sereno repasó cada uno de los nombres que jamás volvería a recordar. Compañeros de clase, familiares y conocidos se fueron por el retrete de aquella casa vieja y enmohecida que le vió crecer. Imaginó las calles y aulas en llamas.

El recuerdo de los golpes e insultos hicieron brotar la última lágrima. 

Decidió tirar también memorias, sollozos y anhelos.

Y de repente, cada momento doloroso se esfumó como se esfuma el humo del cigarrillo encendido.  Se cepilló la peluca mirándose fijamente en el reflejo y cerró para siempre aquella puerta.

 

Anuncios

Madre

¿Porque yo madre?

No encuentro respuesta.

El agua corre entre las manos como el deshielo de la montaña corre por el río hacia el mar.

El vaso, siempre vacío. Siempre transparente.

No se vislumbra el final.

– Que he hecho mal, madre?

La piel arde como una quemadura que nunca termina. Y duele. La llaga nunca se cierra.

El rio nunca deja de correr como el miedo que nunca deja de perseguir.

Miedo a que hijo mio? Pregunta la madre.

Acuéstate en mi pecho. Descansa.

Se derrumba el hijo en lágrimas en los brazos de la madre. Mientras la madre le sostiene con la fuerza de mil hombres. La pena pesa más que sus huesos. Y no hay consuelo.

Entre mocos y lágrimas se escucha un balbuceo. Y la madre aguanta. Y aguanta.

-No te dejaré caer amor mío. Nunca. Cual es tu pena?

El hijo clava la mirada en los ojos de la madre como si fuese su último aliento.

– Soy gay, madre.

¿Todavía me quieres?

Gender Revolution Documentary

 

“Gender Revolution” ha cautivado mi corazón. Un documental producido por National Geographic para dar voz a aquellos que solo la tienen en Youtube.

Y quiero apuntar que Youtube me encanta y que luego hablaré de él; pero creo que tienen una audiencia  muy joven, maravillosamente dinámica y que está cambiando el mundo pero que no conecta del todo con personas de edades más avanzadas. Sin embargo, Netflix que es la plataforma a través de la cual he visto el documental es capaz de llegar a adultos, familias y otros segmentos sociales con más facilidad; al menos en América.

El documental habla de la historia y la evolución de las personas intersexuales y transgénero. Trata ambos conceptos exponiendo diferentes casos de jóvenes y adultos que se enfrascan en una conversación sobre de qué manera está el mundo cambiando en materia de sexualidad. Uno de los momentos que más me gustaron del documental fue la explicación sobre la diferencia entre el género y el sexo. Ese concepto que tanto cuesta a algunas personas y que se da en órganos diferentes. El sexo es la anatomía que tiene un a persona, mientras el género es lo que la persona siente. En ocasiones sexo y género se conectan y en otras ocasiones no. De ahí que exista todo un espectro tan diverso, ya que, “el sentir” no se puede controlar y puede que sea o no cambiante en el tiempo. El documental está dividido en tres partes: un pasado binario donde solo existía el hombrey  la mujer, con historias que reflejan el dolor y la ansiedad de una sociedad dominada por la moral católica; el presente con historias de familias que dan voz a sus hijos y abogan por que esos niños y niñas crezcan sanos y felices luchando contra viento y marea durante el proceso de  cambio; y un futuro en el que todos tienen esperanza, un rayo de luz al que agarrarse en la lucha, pero que todavía está muy lejos de aquello que todos anhelamos.

En el documental hay una diferencia abismal entre los testimonios de personas trans o inter que han vivido su proceso de transición en épocas diferentes. Un pasado lleno de rechazo y absoluta soledad, incertidumbre y desinformación y un presente realmente conectado. Y aquí es donde entra internet, Youtube, el mundo global y el acceso a la información. Nos encontramos con menores que graban sus experiencias saliendo del armario, sus procesos de reafirmación de sexo, sus miedos, sus esperanzas y las comparten en estos canales de forma pública para que en la otra punta del planeta si hay alguien que necesita sentir que no está sólo puede con un solo click conectar con alguien en la misma situación y establecer un diálogo. ¿No es una maravilla?

Niñas con pene y niños con vulva

 

1484059769_220032_1484060377_noticia_normal

 

No voy a decir su nombre. No porque les tenga yo ningún miedo, sino porque no se merecen ni una línea. Llevamos  varias horas hablado de esos descerebrados en las Redes Sociales, en Noticieros  Prime Time y conversaciones en casa o con amigos.

Este colectivo ha lanzado un autobús por las calles de España con un lema en contra de la libertad sexual de los niños y niñas de este país. Y en particular contra uno de los colectivos más vulnerables que existen; los y las menores transexuales.

El lema es ofensivo y cavernícola como ya todos sabemos, y según acabo de mirar en Change.org existe una campaña que pide su retirada con más de 70.000 firmas (Por supuesto, he participado, y animo a todo el mundo a hacerlo) Esta misma mañana autoridades políticas de Madrid y organizaciones sociales han puesto el asunto en manos de fiscalía; para poder evaluar si estas personas han cometido un delito de incitación al odio y retirar el vehículo de la vía pública.

Entre todo el barullo mediático, ha habido un político que ha dicho unas palabras en la televisión que me han parecido muy acertadas y  las quiero compartir hoy aquí. Ha sido algo así como:

– Escuchemos a esos padres y madres que sufren y aman a sus hijos cada día. Que tienen miedo, que ríen, que lloran y luchan por la libertad. Las personas que descalifican a los demás no se merecen más de un segundo en la escena pública; demos voz a los gurreros y guerreras que luchan por la felicidad de sus hijos y los quieren tal y como son.

Demos voz a asociaciones como https://chrysallis.org.es/ , los cuales sigo y admiro desde hace años. Padres y madres que realizan una labor incansable para mejorar la calidad de vida de sus hijos y la de todos, luchando contra la discriminación, el odio y la ignorancia.

La asociación cuenta con recursos, información, campañas, etc. para la visibilidad de estos chavales y para la aceptación social. Aquí adjunto uno de sus vídeos más conocidos, pero en su canal de YouTube o en su Web podéis encontrar mucha más información.

 

 

 

 

Moraleja de pueblo

Hola a todos!

Hoy os traigo una pequeña anécdota personal con un poquito de moraleja, de la cual estoy muy contento! Feliz por el resultado final, de cómo terminó una historia, que todos vaticinaron de fracaso desde el principio.

Todo comenzó cuando me mudé hace unos meses de la gran ciudad de London (Londres de mis amores!) a mi pequeño y muy querido pueblito de Cheste, Valencia, en el cual nací y crecí; dónde hoy residen mi familia y amigos.

Mientras transitaba hacía mi nueva vida en América me instalé allí. Debido a que la situación era un poco especial, decidí mientras esperaba el momento de partir rellenar mi tiempo con actividades varias. Lo primero que hice fue apuntarme al gym, por supuesto. Y más tarde me topé con las actividades de la Escuela Para Adultos, y allá que me apunté a restauración de muebles con un montón de señoras y señores que me triplicaban la edad! pero con un humor estupendo! Y una alegría que podían hacer reír al más deprimido del mundo. El caso es que me hice con una mesita vieja de casa de mi abuela, y me lancé a la aventura.

Por el camino escuché todo tipo de comentarios: te vas a aburrir, no va a haber nadie de tu edad, la gente mayor es un coñazo, no vas  a aprender nada, etc. Y yo asustado pensé:

Bueno, no pasa nada. Si no me gusta pues no estoy obligado a ir. Voy, pruebo unos días, y ya decido

He estado con ellos 5 meses, hasta dos semanas antes de volver a partir del pueblo, y la experiencia ha sido una maravilla! La profes es súper divertida y comprensiva; y los compañeros son abuelitos con nietos, pero parecen mucho más jóvenes que algunos adolescentes que conozco. Sin juicio, sin prisas, ayudándonos unos a otros y con mucha alegría trabajábamos cada jueves en el taller. Me despedí de ellos con mucho dolor de corazón porque son maravillosos! Y este fue el resultado final de mi trabajo:

1- Moraleja: No juzgues.

2: Mesita restaurada.

ANTES:

16806680_10212384288266562_6741744881360421942_n

 

DESPUÉS:
16729072_10212384285706498_590521158605200405_n

 

Existen muchos tipos de familias

En primer lugar, disculpen la demora. Soy consciente de que llevo varias semanas sin actualizar el blog. Y eso no me gusta nada. No es que no tenga temas de los que hablar o ganas de escribir, simplemente he estado tan a ocupado estos últimos días que no he podido pararme un rato por estos lares. Disculpas realizadas y aceptadas por los lectores, hoy quiero hablar del tema de moda.

Todos hablando de lo mismo, que maravilla! Pienso cada mañana cuando veo vuestras caras de arco iris en los perfiles de Facebook. Todos son muy gayfriendly. Porque la temática lgtb está tras la legalización del matrimonio gay en EEUU en boca de todos. El Orgullo en Madrid de este año ha sido el más largo y numeroso de la historia, cosa que alabo y que agradecemos al nuevo Ayuntamiento de la capital. Los avances están siendo grandes, tras años de horror, lucha, discriminación y miedo; pero a mi me gustaría lanzar una voz por aquellos que no la tienen, o que son poco escuchados. Nuestros niños y niñas. Me gustaría que desde los colegios, las familias y las áreas de socialización primaria, así como las instituciones,  se diese mucha más importancia a la diversidad afectivo sexual, que creciesen nuestros menores sin complejos, sin miedos y sin dudas. Que la transexualidad sea parte de la vida en las aulas, que no se discrimine a una niña por jugar al fútbol y que los jóvenes puedan cogerse de la mano en el pasillo sin miedo. Es una cuestión de esfuerzo por parte de todos los que formamos parte de los procesos educativos, de querer darle la mano a la igualdad, y de crear una sociedad viva, despierta y crítica. Porque esto no sólo va de amor, también va de respeto y de tolerancia.

Creo que aún nos queda mucho por hacer. Aprovechemos esta ola de visibilidad para educar en la diversidad, para quitar los tapujos y hablar con nuestros jóvenes con normalidad. Las condiciones las ponemos nosotros. Y en nuestra mano está dar el salto. Tras 10 años de ley igualitaria en España, todavía seguimos luchando. No me voy sin dar las gracias desde aquí, a Pedro Zerolo, por su lucha y por su valentía.

Ladrillera de profesión

 

1434034754_915777_1434036993_sumario_normal

Casi siempre necesitamos algo realmente llamativo para abrir los ojos, para que una noticia nos sorprenda, y sea esa misma historia la que nos permita navegar en lo diferente, lo desconocido, de lo que no se habla, lo que esta al otro lado.

Priya, de 8 años de edad, Delhi (India) es ladrillera de profesión desde hace cinco años. Así lo relata en su perfil de Linkedin. Formación academica=Ninguna. Evidentemente, el caso se ha hecho vial en cuestión de pocos días. Sorprendidos a dejados a todos en la red esta campaña creada por la ONG Naya Nagar la cual ha conseguido sacar a la luz pública uno de los temas a nivel internacional de los que pocos se habla, el trabajo infantil, la explotación y la falta de educación que sufren miles de niños en el mundo. La historia de Priya es el refeljo  de 168 millones de niños de 5 a 14 años en el mundo según las estimaciones más recientes de la Organización Internacional del Trabajo en el año 2015; datos que deberían sacar los colores a en primer lugar, la comunidad internacional y las altas instituciones internacionales, y en segundo lugar a los países  que permiten la perpetuidad de esta barbarie y que a sabiendas de la situación miran hacia otro lado.

Porque debería ser intolerable arrebatarle la infancia a un niño y  privarle de todo lo que sea necesario para su máximo desarrollo.