A ritmo de rock & roll

Esta semana me ha llegado un vídeo muy interesante. Me lo ha mandado uno de mis blogs amigos:   http://holabanana.wordpress.com/2012/10/13/hola-mundo/

Jóvenes dedicados al mundo del periodismo y el mundo de las comunicaciones; ofrecen a las empresas soluciones integrales a la comunicación. Tienen su sede en Madrid, aunque trabajan por y para toda España.

Desde aquí, les doy las gracias por hacerme llegar el vídeo, y les deseo mucha suerte en todos sus proyectos.

Sexo, drogas y rock & roll. No hay frase más mítica para resumir el vídeo. Y de eso vamos a hablar hoy, de jóvenes y consumo de drogas.

Para empezar, habrá que definir que son las drogas. A grandes rasgos se definen cómo: ” sustancias que administradas al organismo producen cambios en la conducta. Son perniciosos para la salud y crean dependencia.”

Las drogas se clasifican según sus efectos en:

Estimulantes: tabaco, cocaína y anfetaminas. Producen sensación de nerviosismo, alerta, falta de sueño y desinhibición.

Depresoras: alcohol, sedantes  y heroína. Producen sensación de relajación, confusión, falta de entendimiento y memoria.

Perturbadoras: marihuana y LSD. Producen sensación de desorientación, alucinaciones, delirios y disminución de reflejos.

Aquí se expone una pequeña clasificación con las más conocidas.

Ahora, me gustaría hablar un poco sobre el consumo en los jóvenes de nuestro país. La drogas más consumidas por los adolescentes en España son dos: el alcohol y la marihuana; las cuales pueden ir acompañadas de cocaína, anfetaminas y metanfetamina a edades un poco más avanzadas.

El consumo de alcohol se realiza con un patrón social durante los fines de semana en fiestas y botellones, produciendo diversos daños en el organismo como la deshidratación, la sensación de malestar o ansiedad y la pérdida de memoria.

Mientras que el consumo de marihuana se alarga durante el resto de los días de manera más habitual y en círculos más reducidos. Consecuencias como la falta de atención y la apatía pueden causar grandes problemas conductuales y emocionales en jóvenes.

Prevenir es la herramienta más eficaz para evitar posibles problemas en el futuro. Para ello es importante desarrollar programas educativos desde organizaciones, ayuntamientos, colegios, etc. donde trabajar con información verídica y real, desde una óptica abierta y sin tapujos. Lugar en el cual, los adolescentes puedan expresar sus dudas, sus miedos o experiencias sin ser señalados con el dedo.

Recibir una buena educación es el secreto. Comprobado está que tanto la negación de la realidad o el todo vale, pueden disparar la probabilidad de la aparición de problemas conductuales o de consumo en adolescentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s