Igual de diferentes

Lo son todas las criaturas de la tierra, en cada uno de los confines del universo. Con raciocinio o sin él, los que viven el cielo o en mar. Todos somos únicos y diferentes al resto.

Hoy, tras un buen letargo mañanero, típico de cualquier sábado, he despertado en el más absoluto silencio, en una casa enorme, en una ciudad gigante.

Pueden suceder varías cosas; que te entre el pánico o la ansiedad de la soledad, que friegues tres veces el pasillo del aburrimiento, que te tragues un sinfín de procesiones en la televisión o incluso que acabes viendo Ben Hur.

Yo no he hecho nada de eso, evidentemente, los que me conocen lo saben. He desayunado un poco y he decidido pasar las horas muertas pensando en que se siente cuando uno es consciente de que todos somos diferentes.

Pensé en la educación en el respeto a la diferencia, pues ya que todos lo somos, absurdo es que alguien pueda pensar que es mejor que el que es igualmente diferente, por serlo. 

He ahí la premisa principal de mis horas muertas.

Poco a poco, han empezado ha llegar las trabas, las cuales todos conocemos debido a las influencias del contexto. De la mano vienen los patrones educativos de la familia, el grupo de iguales, el barrio, el colegio, la iglesia, etc. Todo ello con gran nivel de influencia para el desarrollo,  y por lo tanto, para alcanzar de lleno mi premisa. Habrá, quien se desarrolla más y quién se desarrolla menos.

Dejado atrás el trance del desarrollo, que no es más que intentar llegar a saber, que parece sencillo, pero no lo es, que todos somos igual de diferentes, y por lo tanto iguales; me he enfrascado en la guerra con el racismo, la homofóbia y la xenofobia. 

Conceptos los cuales al materializarse causan miles de muertes a lo largo y ancho de este mundo. Violencia y sufrimiento causados por el abanderamiento de la verdad; como persona, pueblo, raza o nación, o continente o sexualidad o lo que sea… me da igual. Justificando la pulcritud de la sangre, con más sangre.

Y me ha parecido bochornoso el panorama, evidentemente. Que vergüenza. Y que pena.

El siguiente paso a sido aclarar las causas de mi planteamiento, ya  que las consecuencias ya las he nombrado. Las causas de las agresiones, el miedo y la hostilidad que sufren las personas que quieren y saben que son diferentes, por aquellos que no alcanzaron nunca el primer planteamiento de éste mi parrafazo.

Son muchas, y muy variadas, y he lanzado algunas a la palestra de mi mente como el miedo, el desconocimiento, la falta de flexibilidad, de visión crítica y de desarrollo social.

Para terminar, ya que conocemos las causas y las consecuencias, solo nos queda trabajar para que entre todos, podamos convivir en paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s